EMPRESAS

Todas las empresas ingresan mensualmente, por sus trabajadores en Régimen General, una cantidad económica en concepto de Formación, que debe revertir en beneficio de la empresa.

La forma de rentabilizar ese dinero es dar formación a los trabajadores, pero no cualquier formación, hay que buscar una formación útil, que cubra las necesidades de la empresa, que mejore la capacidad de sus trabajadores, que aumente su satisfacción laboral, de manera que todo esto revierta en una mayor competitividad de la empresa, una mayor calidad en la prestación del servicio y en definitiva, que la ayude a continuar en un mercado cambiante y cada vez más competitivo.

Según la nueva reforma laboral los trabajadores tienen derecho a 20 horas retribuidas de formación, y que mejor forma de beneficiarse ambos, empresa y trabajador, que a través de esta modalidad de formación.

Adjuntamos un cuadro para que cada empresa, según el número de trabajadores, pueda hacer un pequeño cálculo del crédito disponible para formación:

Tamaño de la empresa % BONIFICACION sobre la cantidad ingresada en concepto de Formación.
De 6 a 9 trabajadores

100%

De 10 a 49 trabajadores

75%

De 50 a 249 trabajadores

60%

250 trabajadores

50%

Independientemente del importe que la empresa haya ingresado y del porcentaje que se le deba aplicar, las empresas de 1 a 5 trabajadores tienen un mínimo de 420€ anuales.

Todas las empresas deben colaborar en la financiación de la formación, variando la cantidad según la plantilla, por ejemplo en el caso de empresas de 1 a 9 trabajadores, deben financiar el 5% del coste de la formación.

Desde ECOS estamos a disposición de las empresas para diseñar la formación que necesiten, ajustándonos a sus necesidades formativas, así como a horarios, fechas, etc.

En ECOS te ayudaremos a calcular tu crédito, a buscar la formación que más se adapte a tu empresa e intentaremos resolver todas las dudas que puedas tener.

No dudes en contactar con nosotros para ampliar toda la información que necesites y no dejes pasar la oportunidad de transformar un gasto en inversión.